Trastorno de Somatización

Trastorno de Somatización: Expresiones faciales de dolor o sufrimiento que no tienen una causa médica clara.

Título de la obra
Trastorno de Somatización
Técnica
Arte digital, Arte generativo
Impresión
Pigmentos Fine Art
Papel
Fuji Crystal DP II
Acabado
Brillo
Formato
Cuadrado
Dimensiones
100 cm x 100 cm
Piezas
Una pieza
Montaje
Metacrilato + Copia fotográfica + Aluminio DIbond de 3 mm
Soporte
Metacrilato 4 mm
Sujeción
Rieles de aluminio
Marco
Si
Tipo de marco
Slimline
Año
2023
Empaquetado
En caja de cartón reforzada

Trastorno de Somatización

El Trastorno de Somatización, también conocido como Trastorno de Síntomas Somáticos, es una condición psiquiátrica caracterizada por la presencia de uno o más síntomas físicos que son persistentes y significativamente perturbadores o angustiantes para el individuo. Estos síntomas no tienen una explicación médica completa, o si existe alguna condición médica relacionada, la angustia y la preocupación del individuo son desproporcionadamente mayores que lo que se esperaría dada la naturaleza de la condición médica.

Los individuos con este trastorno a menudo experimentan una preocupación elevada por su salud, temen tener una enfermedad grave a pesar de las evaluaciones médicas repetidas y negativas, y pueden tener dificultades para aceptar que sus síntomas tienen una posible raíz psicológica. La somatización puede llevar a un comportamiento de búsqueda de atención médica frecuente, lo que puede incluir visitas a múltiples médicos y procedimientos médicos innecesarios.

Este trastorno puede ser incapacitante y puede interferir significativamente con la capacidad del individuo para funcionar en su vida diaria. A menudo coexiste con otros trastornos psiquiátricos como la ansiedad y la depresión. El manejo del Trastorno de Somatización suele ser multidisciplinario, combinando intervenciones psicológicas, como la terapia cognitivo-conductual, y en algunos casos, medicación para tratar síntomas asociados de ansiedad o depresión, junto con un manejo cuidadoso de los síntomas físicos por parte de un médico.

Reflexiones del autor

En “Trastorno de Somatización”, mi objetivo es plasmar la confusión sensorial y emocional que sufren quienes experimentan este trastorno. Los trozos desiguales y el vibrante mosaico de colores de la cara representan diferentes síntomas y estados de ánimo que se entrelazan, luchando por coexistir. Como artista, busco que el espectador sienta la agitación subyacente y la intensidad del sufrimiento que es a menudo invisible, una batalla interna constante entre la mente y las manifestaciones físicas del dolor. Esta obra es un reflejo de esa lucha interna, una ventana hacia la experiencia de vivir con somatización.

Consejos de decoración

Para decorar con la obra “Trastorno de Somatización”, considera un ambiente que respete la profundidad de la pieza:

Enfoque Minimalista: Dado el detalle y la riqueza de colores de la obra, un entorno minimalista evitará la sobrecarga visual. Muebles simples y líneas limpias pueden ayudar a que la obra hable por sí misma.

Paleta de Colores Complementarios: Selecciona colores de pared y accesorios que complementen los tonos presentes en la obra, como azules suaves, grises neutros o incluso un audaz toque de amarillo o rojo para resaltar ciertos elementos del arte.

Iluminación Adecuada: Una luz dirigida hacia la obra puede realzar sus detalles y texturas, creando sombras dinámicas que cambian con el día.

Espacio Propio: La obra debe ser el punto focal, así que evita rodearla con otros elementos decorativos que compitan por la atención

Reflexión y Diálogo: Ubica la obra en un espacio donde se promueva la reflexión y el diálogo, como un salón de estar o una sala de consulta privada.

Recuerda que la decoración debe honrar y resonar con el mensaje de la obra.