Parkinsonismo

Parkinsonismo inducido por fármacos: Algunos medicamentos utilizados en psiquiatría pueden causar síntomas similares a los de la enfermedad de Parkinson, incluida una cara de «máscara» con reducción de la expresión facial.

Título de la obra
Parkinsonismo
Técnica
Arte digital, Arte generativo
Impresión
Pigmentos Fine Art
Papel
Fuji Crystal Archive DP II
Acabado
Brillo
Formato
Cuadrado
Dimensiones
100 cm x 100 cm
Piezas
Una pieza
Montaje
Metacrilato + Copia fotográfica + Aluminio DIbond de 3 mm
Soporte
Metacrilato 4 mm
Sujeción
Rieles de aluminio
Marco
Si
Tipo de marco
Slimline
Año
2023
Empaquetado
En caja de cartón reforzada

Parkinsonismo

El parkinsonismo inducido por fármacos es una afección que imita los síntomas de la enfermedad de Parkinson, pero es causada por ciertos medicamentos en lugar de por la degeneración progresiva de neuronas observada en el Parkinson. Esta condición puede ser resultado del uso de fármacos neurolépticos, también conocidos como antipsicóticos, particularmente aquellos que bloquean la acción de la dopamina, un neurotransmisor clave en el control del movimiento.

Los síntomas del parkinsonismo inducido por fármacos pueden incluir bradicinesia (lentitud de movimiento), rigidez muscular, temblores en reposo y trastornos de la postura y la marcha. Estos síntomas pueden aparecer días, semanas o incluso meses después de iniciar el tratamiento con el fármaco causante.

El diagnóstico se basa en la historia clínica del paciente, la cronología de la aparición de los síntomas y la respuesta a la retirada o reducción del medicamento sospechoso. El tratamiento principal es la descontinuación del fármaco causante, si es posible, y el manejo de los síntomas. En algunos casos, puede ser necesario cambiar a un fármaco antipsicótico con un menor riesgo de inducir parkinsonismo o agregar medicamentos que ayuden a controlar los síntomas, como los agentes colinérgicos.

Es importante destacar que, aunque los síntomas pueden ser similares a los de la enfermedad de Parkinson, el parkinsonismo inducido por fármacos es generalmente reversible con la interrupción del tratamiento que lo provoca. Sin embargo, la recuperación puede ser gradual y no siempre completa, especialmente si el uso del fármaco ha sido prolongado.

Reflexiones del autor

Como artista, la obra “Parkinsonismo” busca plasmar la complejidad y la lucha que enfrentan las personas con esta condición. Los colores fracturados y la expresión del sujeto reflejan tanto la descomposición motora como la persistencia del espíritu humano. La mirada, intensa y penetrante, habla de la lucidez interior que se mantiene firme ante la adversidad física. Esta imagen es un homenaje a la fortaleza y la vulnerabilidad, y busca generar una profunda empatía y conciencia.

Consejos de decoración

Al decorar con la imagen “Parkinsonismo”:

En un espacio clínico o de atención médica: La obra debe ser presentada en un marco sencillo, con una iluminación que no refleje demasiado, para que quienes la vean puedan contemplarla cómodamente.

En un hogar: Considera colocarla en un área de estar tranquila con colores neutros y mobiliario confortable que invite a la reflexión y ofrezca un contrapunto a la expresividad de la imagen.

En espacios educativos o de investigación: Acompáñala con una decoración sutil y profesional, permitiendo que la obra actúe como un punto focal educativo sobre el trastorno.

La imagen es poderosa y debe ser colocada donde pueda ser contemplada en profundidad, en un ambiente que respete su significado y fomente la comprensión.