Narcolepsia

Narcolepsia: Episodios de cataplejía asociados pueden llevar a una pérdida temporal del control muscular en la cara durante emociones fuertes.

Título de la obra
Narcolepsia
Técnica
Arte digital, Arte generativo
Impresión
Pigmentos Fine Art
Papel
Fuji Crystal DP II
Acabado
Brillo
Formato
Cuadrado
Dimensiones
100 cm x 100 cm
Piezas
Una pieza
Montaje
Metacrilato + Copia fotográfica + Aluminio DIbond de 3 mm
Soporte
Metacrilato 4 mm
Sujeción
Rieles de aluminio
Marco
Si
Tipo de marco
Slimline
Año
2023
Empaquetado
En caja de cartón reforzada

Narcolepsia

La narcolepsia es un trastorno crónico del sueño caracterizado por una somnolencia diurna excesiva y episodios incontrolables de sueño, conocidos como ataques de sueño, que pueden ocurrir durante actividades cotidianas como trabajar, hablar o incluso conducir. Los individuos con narcolepsia a menudo experimentan una calidad de sueño nocturno perturbada y pueden sufrir de cataplejía, una pérdida repentina del tono muscular desencadenada por emociones fuertes, que puede resultar en colapsos físicos.

Otros síntomas pueden incluir alucinaciones hipnagógicas, que son percepciones vívidas y a menudo inquietantes que ocurren en la frontera entre el sueño y la vigilia, y parálisis del sueño, un estado transitorio de inmovilidad al inicio o al final del sueño. La narcolepsia suele ser una condición de por vida y se cree que en muchos casos tiene un origen autoinmune, donde la pérdida de ciertas neuronas en el cerebro que producen la proteína hipocretina (también conocida como orexina) lleva a la desregulación del ciclo sueño-vigilia.

El diagnóstico de la narcolepsia se realiza a través de una historia clínica detallada, cuestionarios de sueño, estudios polisomnográficos y pruebas de latencias múltiples del sueño. Aunque no hay cura, los tratamientos están disponibles para controlar los síntomas y pueden incluir medicamentos estimulantes, antidepresivos o medicamentos que promueven el despertar. Los cambios en el estilo de vida, como mantener horarios regulares de sueño, siestas programadas y evitar sustancias que afecten el sueño, también son componentes importantes del manejo de la enfermedad.

Reflexiones del autor

En “Narcolepsia”, busco sumergir al observador en el mundo fragmentado del trastorno del sueño que da nombre a la obra. Los variados pedazos que conforman el rostro representan las múltiples realidades que una persona con narcolepsia puede vivir: la vigilia, el sueño, los sueños lúcidos y las alucinaciones. La mirada, directa y lúcida, contrasta con el caos que la rodea, simbolizando la lucha constante por permanecer despierto y presente. Como artista, quiero transmitir esa sensación de lucha contra el sopor inminente y la fragmentación del tiempo y la experiencia.

Consejos de decoración

Para decorar con la pieza “Narcolepsia”:

En una galería de arte contemporáneo: Crea un espacio de exposición con paredes oscuras para contrastar y acentuar los colores vivos de la pieza, acompañada de una iluminación puntual que simule la claridad que atraviesa la somnolencia.

En un estudio creativo o espacio de trabajo: Rodea la obra con mobiliario de diseño moderno y abstracto que hable con el lenguaje visual de la pieza, fomentando un ambiente de inspiración y dinamismo creativo.

En el hogar, en un área de descanso o meditación: Emplea tonos relajantes en la decoración y texturas suaves que inviten a la tranquilidad y al bienestar, proporcionando un equilibrio calmante frente a la intensidad de la imagen.

En un centro de sueño o clínica neurológica: Usa la imagen como una herramienta educativa, enmarcada en un área de espera o de consulta para provocar conversaciones y conciencia sobre trastornos del sueño.

Cada entorno debe ser un diálogo entre la pieza y el espacio, enriqueciendo la experiencia del observador y complementando la narrativa visual de la obra.