Esquizofrenia

Esquizofrenia: Los afectados pueden exhibir una disminución de la expresividad facial, conocida como embotamiento afectivo.

Título de la obra
Esquizofrenia
Técnica
Arte digital, Arte generativo
Impresión
Pigmentos Fine Art
Papel
Fuji Crystal Archive DP II
Acabado
Brillo
Formato
Cuadrado
Dimensiones
100 cm x 100 cm
Piezas
Una pieza
Montaje
Metacrilato + Copia fotográfica + Aluminio DIbond de 3 mm
Soporte
Metacrilato 4 mm
Sujeción
Rieles de aluminio
Marco
Si
Tipo de marco
Slimline
Año
2023
Empaquetado
En caja de cartón reforzada

Esquizofrenia

La esquizofrenia es un trastorno mental crónico y grave que afecta a una persona en cómo piensa, siente y se comporta. Las personas con esquizofrenia pueden parecer que han perdido el contacto con la realidad, lo que puede causar una gran angustia para la persona, sus familiares y amigos. A menudo, los síntomas se clasifican en positivos, negativos y cognitivos. Los síntomas positivos incluyen alucinaciones, delirios y pensamientos desorganizados. Los síntomas negativos son aquellos que implican ausencias, como la falta de motivación, el retiro emocional y social, y la apatía. Los síntomas cognitivos se refieren a problemas con la atención, la memoria y la organización de pensamientos.

Es importante destacar que la esquizofrenia no es una “doble personalidad” ni implica de manera inherente violencia. El tratamiento suele ser una combinación de medicación antipsicótica y terapia psicosocial, y el apoyo de la comunidad es vital para la recuperación. A pesar de los desafíos que presenta, muchas personas con esquizofrenia pueden llevar una vida satisfactoria y funcional con el tratamiento adecuado.

Reflexiones del autor

En la esencia de esta obra, perteneciente a la colección “Distorsiones”, me he sumergido en la representación de la desorientación mental y perceptiva de la esquizofrenia. A través del desmantelamiento y reconstrucción del entorno y el ser, busco explorar las profundas disrupciones que enfrentan aquellos que conviven con esta realidad distorsionada. Los objetos cotidianos, ahora convertidos en fragmentos de una narrativa mayor, se adhieren y se funden con la figura central, ilustrando la invasión del pensamiento abstracto en el espacio físico.

En cuanto al formato cuadrado de la obra, su importancia radica en cómo encuadra y contiene el tumulto representado. El cuadrado, equidistante en todas sus direcciones, ofrece una estabilidad que contrasta con el desorden interno, proporcionando una base sólida desde la cual el espectador puede confrontar y contemplar el caos sin ser abrumado por él. Este formato invita a una reflexión equilibrada, permitiendo que la mirada se centre y se expanda en la meditación de las texturas y colores que representan la condición humana en su forma más cruda y sincera.

Consejos de decoración

Sala de estar: Opta por un diseño interior moderno y minimalista que no distraiga de la obra. Un sofá sencillo y accesorios monocromáticos pueden complementar sin competir con la complejidad visual de la pieza.

Despacho: Coloca la obra sobre una pared de color neutro para acentuar la intensidad de la imagen. Una iluminación puntual sobre la fotografía puede realzar sus detalles.

Habitación: La obra puede colocarse como pieza central sobre la cama, combinada con ropa de cama de colores sólidos y una decoración simplificada para mantener un ambiente tranquilo.

Áreas de paso como pasillos o entradas: Utiliza la obra para crear un impacto visual inmediato. Asegúrate de que el espacio circundante sea sobrio para permitir que la obra hable por sí misma.

Cada estancia deberá respetar el poder y el mensaje de la obra, permitiendo que sea la protagonista del espacio.