Grupo de muchachos

450,00 Impuestos no incluidos

Al capturar esta fotografía en Chefchauen, Marruecos, me llenó una profunda sensación de nostalgia y alegría al ver a este grupo de muchachos juntos. La vitalidad y la energía juvenil se reflejaban en sus rostros, llenos de sonrisas y camaradería. Las paredes azules del entorno resaltaban aún más la viveza del momento, creando un contraste vibrante con las risas y movimientos de los niños. Sentí una conexión con la esencia de la juventud y la simplicidad de esos instantes de felicidad compartida, inmortalizados en este rincón encantador de Chefchauen.

Título de la obra
Grupo de muchachos
Edición Limitada
Si
Edición numerada
Si
Tirada
5
Certificado de autenticidad
Si
Técnica
Fotografía digital
Impresión
Directa sobre aluminio Dibond
Formato
Vertical
Dimensiones
30 x 45 x 0.3 cm
Piezas
Una pieza
Soporte
Aluminio Dibond
Sujeción
Bastidor de aluminio
Año
2017
Empaquetado
En caja de cartón reforzada
Categoría:

Descripción

“Grupo de Muchachos” es una fotografía que captura la vibrante energía juvenil en las históricas calles de Chefchauen. La imagen muestra a un grupo de niños reunidos en una conversación animada, un momento espontáneo de amistad y juego en medio de la distintiva arquitectura azul de la ciudad.

La escena está enmarcada por la belleza de Chefchauen, con sus edificios encalados y detallados trabajos en madera y hierro forjado. La paleta de colores, dominada por los diferentes tonos de azul, contrasta con la vivacidad y el movimiento de los niños, ofreciendo un vistazo a la cotidianidad y al espíritu comunal que caracteriza a esta localidad.

Con “Grupo de Muchachos”, busco capturar no solo la inocencia y el juego de la infancia sino también la forma en que estos momentos de interacción humana cobran vida contra el telón de fondo de una ciudad rica en cultura y tradición.

Risas en Azul

En Chefchauen, azul etéreo,
donde el cielo besa el suelo,
un grupo de muchachos, ligero,
vive el instante, sin duelo.

Sus risas, ecos de infancia,
rebotan en muros celestes,
y en cada sonrisa, la esencia,
de un mundo que jamás se pierde.

Paredes azules que enmarcan,
momentos de pura alegría,
donde la juventud se embarca,
en la nave de la armonía.

Ojos brillantes, futuros inciertos,
pero en este momento, tan claro,
cada paso es un sendero abierto,
cada risa, un sueño raro.

Juegan, corren, sueltan su canto,
bajo el sol de Chefchauen,
y en sus almas, un encanto,
que el tiempo jamás ahuyenta.

El azul, testigo mudo,
de su energía desbordante,
guarda en su seno el escudo,
de un amor puro y constante.

Oh, muchachos de Chefchauen,
en vuestra alegría, mi reflejo,
en el azul, hallo el cauce,
de un pasado que no dejo.

Risas en azul, eterno abrazo,
de la infancia que perdura,
en cada rincón, en cada paso,
la vida, en su forma más pura.