Armonía

En esta fotografía, capturé un fragmento de la esencia de Chefchauen, la ciudad conocida por su singular cromatismo. Se trata de una serie de peldaños de escalera, pintados en una gama de azules que reflejan el cielo y el mar. No hay detalles arquitectónicos grandiosos aquí, solo la simpleza de los pasos ascendentes y la pared que los acompaña, ambos bañados en la tranquilidad de este tono frío y sereno.

El juego de luz y sombra sobre las texturas desgastadas por el tiempo crea una dimensión adicional, casi como una pintura abstracta. La composición es minimalista, pero la historia que cuenta es rica en matices: cada mancha, cada grieta en la pintura tiene su propio cuento, su propio lugar en la tapeztría de Chefchauen.

Esta imagen es un testimonio de mi exploración por las calles de la ciudad, una invitación para el espectador a mirar más allá de lo obvio y encontrar belleza en la simplicidad. Con esta fotografía, quiero transmitir la paz que se siente al caminar por Chefchauen, un sentimiento que espero se pueda experimentar al contemplar estos peldaños.

¿Te ha gustado el artículo?

Si este artículo te ha parecido interesante y enriquecedor, te invito a compartirlo con tus amigos y colegas.

Autor:

Autor de varios libros entre los que se encuentran títulos como "Mosaico de emociones ocultas", "Chefchauen. La ciudad azul de Marruecos" y "Descubriendo los molinos del Guadaíra", entre otros. Mi carrera en el mundo de la fotografía ha sido reconocida con varios premios destacados, incluyendo Menciones de Honor en los International Monochrome Awards y el codiciado Premio Bronce en los International Photography Awards Spain. Desde 2015, formo parte del prestigioso proyecto NThePhoto de Nikon, una distinción reservada para los cien mejores fotógrafos de España.